Manchón-RibaEl proyecto de ley del aborto está erosionando de forma notable al PP. La medida que quiere aprobar el ministro Alberto Ruíz Gallardón puede ser la palanca que necesitaba el PSOE para desgastar al Gobierno y animar a sus depresivas bases electorales. Es un desgaste para el PP porque la mitad del electorado son mujeres, y éstas son mucho más activas en política, son agentes de cambio, que no suelen casarse tanto con una determinada fuerza política. Lejos de ser un movimiento conservador, como algunos lo han considerado desde hace décadas, las mujeres suelen reaccionar cuando el poder político se aleja en gran medida de sus aspiraciones. Pueden provocar un auténtico boquete electoral en el PP.

Una de las diputadas del PP, Celia Villalobos, ya ha actuado con celeridad, votando en contra en el Congreso. Es la mujer, además, de Pedro Arriola, el consultor sociológico de cabecera de Mariano Rajoy y del PP desde hace años. Hay que recordar que todavía el Gobierno no ha presentado la ley. Sólo es un proyecto aprobado en el consejo de ministros. El ministro Gallardón ha admitido que la ley estará sujeta a modificaciones, aunque no quiere cambiar el aspecto más polémico, la cuestión sobre la malformación del feto, que con la ley aún vigente, es un supuesto, sujeto a un posible aborto.

Esta cuestión se abordó en el programa Divendres de TV3, con Ernest Folch, Tian Riba, Marina Llansana y Antonio Franco.

Anuncios