Manel-Divendres

La decisión del PSC puede variar los planes del Govern de Artur Mas. CiU y ERC consideran que no ha pasado nada, que el descuelgue de los socialistas no afectará al proceso soberanista. Pero ya no existe una mayoría transversal, que defienda con convicción una consulta soberanista. Sin embargo, en todo esto hay una gran ficción. El PSC no ha hecho otra cosa que mostrar la realidad, la de buscar un enfrentamiento con el Estado que no conduce a nada.

En el programa Divendres, de TV3, se debatió de todo ello. La idea que surge es que los partidos tienen todo el derecho a tomar decisiones en función de sus mayorías. Y el sector crítico del PSC deberá ahora asumir riesgos. O organiza una alternativa, o asume lo que orgánicamente ha establecido el partido.

El baile acaba de comenzar.

Anuncios